Crónicas de un Abogado. Autor Desconocido

Cuando eres abogado la gente piensa que ganas muy bien, que vives holgadamente y que el dinero te sobra; eso en ocasiones no es cierto y a veces como cualquier profesional, estás bien jodido. El ejercicio profesional o como quieras llamarle es pobre, te pueden caer miles de asuntos pero a veces no te pagan. Sufres con el desgraciado cliente que siempre quiere que le ganes todas a como de lugar pero que le cobres como limpiabotas de esquina. Y si no luego de defenderlos y aguantar sus impertinencias, los tienes que demandar para que te paguen

Sufres en los juzgados partiéndote la mandarina en gajos con los jueces neófitos o tracaleros, con los(as) secretarios(as) jalabolas, con el alguacil alzado que te mira como caldo de pescado frio, con el(la) cabrón(a) del archivo. ¿Me van a decir que no? ahhhh y por si fuera poco el cliente te paga lo que le da su perra gana y en cómodos abonos.

Ah! porque todavía piensa tu cliente que lo estás fregando y confía más en cualquier pendejo de la calle que en ti, ¡ por favor ! si el muy desgraciado ni para las fotocopias te da y aparte es un juicio en el que vas a cobrarle cinco mil bolívares ‘fuertes’. Hazme el favor.

La gente piensa que estás obligado a saber de todo porque de todo te preguntan, qué opinas del presidente, de los cambios políticos, del niño que mataron, de la vieja que violaron, del obrero que acuchillaron, de la bolsa de valores, del narcotráfico,del futbol,… i Carajo !

Casi siempre un cliente, o un amigo, o un conocido, o lo que es peor un familiar, te plantean un asunto más enredado que los pelos de Don King y cuando les explicas todo el procedimiento que hay que desarrollar, el tiempo y el dinero a invertir para resolverse, los muy cabrones te tachan de pendejo o de ratero y te dicen: ¿cóoooooomoooo? Si la cuñada de mi prima me dijo, que su comadre le dijo, que una de sus hijas había escuchado en su trabajo, que a la mamá de su jefe, un abogado le resolvió un caso igual en una semana y bien barato que le cobró, ¡!!que hijos de su …p… madre!!!

¡Pues que vayan a joder con sus consultas a ese abogado!…. si es que existe!!! Y no vengan a joderte a tí!


Nunca falta el pendejo que le empieza a echar mierda a los abogados y a quejarse de las leyes… “es que, donde dice que no se puede, a ver dóndeeeee…?, deberían hacer una ley en contra de eso porque eso está mal” … Si será pendejo, son cuestiones de lógica, ¡animal!, ¡razona imbécil!…

Tus familiares quieren que les resuelvas sus problemas a cambio de nada, porque son tus familiares…. aja; tus vecinos piensan que lo sabes todo y te consultan cosas tan estúpidas como: “oye ¿que puedo hacer? porque fíjate que mi vecino le sube mucho el volumen a su radio, ¿lo puedo demandar? me puedes ayudar”…. No joda ¡!! ¿por quien te toman??

Si estás en una reunión social y saben que eres abogado te preguntan de todo y al final ni te entendieron pero sí te quitaron mucho tiempo…..y ni la puta fiesta disfrutaste…

Tus amigos se amparan en su abogado, que curiosamente eres tú, sí ‘tú’, o sea que ellos piensan que pueden hacer el desnalgue del mundo y tú los vas a sacar del problema ¡jajajajajaja!, sí como no…
¡ah! y aparte que los saques del problema sin pagar un carajo…
Tus padres te adornan frente a la gente “si, mi hijo es abogado y sabe mucho de esto y lo otro” y te meten en cada lío, porque después es la gente la que te anda buscando para que los saques de un problema de una materia que ni conoces, ni dominas, ni piensas conocer en tu vida…

Tus abuelos (si es que los tienes) cada vez que los visitas te ven con tanto orgullo y te palmean o te besan por lo orgullosos que están de su nieto que es todo un abogado… ¡no joda abuelos! si apenas tengo para comer y ustedes muy orgullosos…

Si trabajas en una empresa, el pendejo que te pone piedritas en el camino siempre es un contador (u otro abogado), que él piensa que lo sabe todo. ¿Ese pendejo que sabe?, si no se ha jodido en la calle, ni en los juicios, si solo aprendió si cuadra o no una cuenta y hablan de la Ley del Trabajo como si la entendieran ¡pendejo!; pero eso sí, de que son más ratas son más ratas… y todavía te cuestiona el pendejo de cosas de las que no tiene ni la más puta idea. A ver, ¿cuándo un abogado se mete con un contador en su jodido y tedioso trabajo?… nunca…

Si un desconocido sabe que eres abogado, no te tacha de otra cosa más que de ser un rata o un pillo… ¿cuándo te he robado algo en tu vida desgraciado muerto de hambre?. ¡Ah! y los graciosos saben que estás ahí y empiezan a contar chistes de abogados y claro tú te ríes para no quedar mal… pero por dentro piensas ‘pobres pendejos’…

La familia de tu pareja, novio(a), esposa(o), amante o etc., te consultan cosas sobre un pendejo que está preso o sobre un juicio que ya caducó o ya prescribió la acción pero que como sea lo quieren cobrar… no me jodan… si el pendejo que está preso es un hijo de p… y la demanda la Interpusieron hace más de veinte años y todavía le buscan…¡te digo!…. nunca falta la persona que te dice que tenía un terreno pero que el gobierno se lo quitó y que él tiene los papeles y te saca unos pergaminos en papiro más amarillos que el sol, escritos a mano y te dice que con esos los demandes… ¡no me jodan!…


Firmado, Sellado y refrendado:

Un ‘ILUSTRE Y NOBLE Abogado Cualquiera…

3 comentarios to “Crónicas de un Abogado. Autor Desconocido”

  1. Bellhein Says:

    ¿Trataste de narrar mi vida como abogado?

  2. Anonymous Says:

    JAJAJAJAJA, MUY BUENA ESA BIOGRAFIA…LA DE UN ABOGADO…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: